Alimentos

Eclairs franceses clásicos en casa

Los éclairs son uno de los pasteles franceses más deliciosos que puede disfrutar, pero es un postre difícil de encontrar si no tiene una buena panadería francesa en su área. Los éclairs son mejores cuando están frescos. Afortunadamente, aunque hay algunos componentes, los éclairs no son demasiado difíciles de armar en casa en tu propia cocina.

ÉCLAIRS TIENE TRES COMPONENTES: LA PASTELERÍA, EL RELLENO Y EL HELADO.

Si bien hay una cantidad casi ilimitada de variaciones de sabor que puede poner en cada uno de esos componentes, no puede equivocarse con la combinación clásica de crema pastelera de vainilla y glaseado de chocolate dentro de una caja de pastelería de huevo choux.

EL PASTELITO

La masa que se utiliza para hacer éclairs es pâte à choux, también conocida como masa choux. Es una masa que se hace con harina, agua, leche, mantequilla y huevos.

Si bien esa lista de ingredientes parece que podría aplicarse a una serie de pasteles, este es especial porque se cocina en una cacerola antes de hornear. La masa es suave y fácil de pipetear con una manga pastelera. Para canutillos, el choux se canaliza en óvalos largos y delgados.

Un éclair tradicional es bastante grande, alrededor de 1 ″ de ancho y 5 ″ de largo. Cuando los esté colocando usted mismo, puede hacerlos de ese tamaño o más pequeños, según la cantidad que desee hacer y el tamaño de las bandejas para hornear.

A menudo hago el mío un poco más pequeño porque hace que los pasteles terminados sean un poco más aptos para bocadillos y me permite estirar el choux para alimentar a más amigos. Lo importante es que intentes que todos los éclairs tengan el mismo tamaño, para que se horneen uniformemente.

EL RELLENO

El relleno de un éclair clásico es una crema pastelera, un tipo de natilla que se cocina en la estufa y se espesa con maicena, al igual que muchas recetas de pudín.

La crema pastelera es muy estable y bastante espesa, lo que significa que es muy fácil de verter en una masa como esta. La crema pastelera debe prepararse con varias horas de anticipación o la noche anterior para asegurarse de que tenga suficiente tiempo para enfriarse y espesar.

La vainilla es el sabor más común para la crema pastelera, y eso es lo que estoy usando aquí.

Usé una vaina de vainilla entera, de hecho, lo que le da a la crema pastelera un aspecto bonito y un sabor agradable. Puede hacer la crema pastelera con extracto de vainilla en lugar de una vaina de vainilla entera, una alternativa menos costosa pero deliciosa, omitiendo el paso de infusión en la receta y agregando 1 cucharadita de extracto de vainilla con la mantequilla.

EL HELADO

El glaseado de chocolate sobre un éclair es el toque final que hace que este pastel sea memorable. Hay una amplia variedad de esmaltes que puedes usar, pero este es uno de mis favoritos porque es muy fácil de trabajar y muy sabroso.

El glaseado, que está hecho con agua, chocolate amargo, azúcar en polvo y cacao en polvo, se aplica a las cáscaras de la masa mientras aún está caliente, por lo que continúa muy suavemente. De hecho, simplemente sumerjo la parte superior de la cáscara en el esmalte.

Si el glaseado se vuelve demasiado espeso, simplemente caliéntelo en el microondas durante unos segundos y revuelva antes de aplicarlo en la siguiente masa.

MONTAJE DE SUS ÉCLAIRS

Una vez que tenga todos sus componentes listos para usar, ¡estará listo para ensamblar sus éclairs! Hay dos formas de llenar sus conchas:

  1. "Inyectar" la crema pastelera con una manga pastelera
  2. Cortar los canutillos para abrirlos como un pan de perro caliente

INYECTANDO

El método de inyección es fácil y no muy complicado, pero debes asegurarte de inyectar los pasteles en dos o tres puntos para asegurarte de obtener una cantidad uniforme de relleno en cada parte de la cáscara del pastel.

CORTE

Cortar los eclairs por la mitad es más sencillo que el método de inyección, aunque los éclairs rellenos tienden a ser un poco más frágiles de manejar.

También tienes más opciones para el relleno cuando cortas las cáscaras por la mitad. Por ejemplo, podría agregar algunas bayas frescas a su crema pastelera, lo que agrega un agradable toque de color al postre y no es tan fácil de hacer si está inyectando el relleno.

Una vez llenos, los éclairs deben servirse de inmediato o refrigerarse hasta que estén listos para servir. Están en su mejor momento cuando están frescas, así que no dude en darse un capricho de inmediato.

RECETA CLÁSICA FRANCESA DE ÉCLAIRS

Hace unos 10 éclairs

PARA EL PÂTE À CHOUX:

  • ¼ taza de agua
  • ¼ taza de leche (preferiblemente entera)
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • ¼ de cucharadita de sal
  • ¾ taza de harina para todo uso
  • 2 huevos grandes

PASO 1:

Precaliente el horno a 400 F. Cubra una bandeja para hornear con papel pergamino. Combine agua, leche, mantequilla y sal en una cacerola mediana y deje hervir a fuego medio.

PASO 2:

Agregue la harina a la mezcla de mantequilla hirviendo de una vez, revolviendo vigorosamente con una cuchara de madera o una espátula hasta que la masa forme una bola.

Continúe cocinando y revolviendo durante aproximadamente 1 minuto, hasta que la masa se una y comience a verse más firme y seca, luego apague el fuego.

PASO 3:

Transfiera la masa a la batidora o un tazón limpio y mezcle a velocidad baja durante 2-3 minutos o hasta que se enfríe un poco (el tazón no debe estar demasiado caliente para tocarlo). Batir los huevos uno a la vez, esperando hasta que cada huevo esté completamente incorporado para agregar el siguiente. Aumente la velocidad de la batidora para que la masa quede suave y aterciopelada.

Transfiera la masa a una manga pastelera equipada con una punta redonda grande (aproximadamente ½ ”).

ETAPA 4:

Coloque la masa en bandejas para hornear preparadas en óvalos de aproximadamente 1 ″ por 5 ″. Hornee por unos 35 minutos, o hasta que estén dorados. Deje que los éclairs se enfríen completamente antes de llenarlos.

PARA LA CREMA DE PASTA DE VAINILLA:

  • 1 vaina de vainilla
  • 1¼ tazas de leche
  • 2 yemas de huevo grandes
  • ¼ de taza) de azúcar
  • 2½ cucharadas de maicena
  • 6 cucharadas de mantequilla, fría y cortada en 5-6 trozos

PASO 1:

Corte la vaina de vainilla por la mitad a lo largo y raspe las semillas con el dorso de una cuchara. Transfiera las semillas a una cacerola mediana. Agregue la leche a la vainilla y cocine a fuego lento. Apague el fuego y deje que la mezcla repose durante 15 minutos. Lleve la leche a hervir a fuego lento.

PASO 2:

En un tazón mediano, mezcle las yemas de huevo, el azúcar y la maicena hasta que estén bien combinados. Rocíe la leche caliente mientras bate constantemente. Regrese la mezcla a la sartén y cocine a fuego medio, revolviendo constantemente, hasta que la crema pastelera burbujee y se espese.

PASO 3:

Retire la crema pastelera del fuego y agregue la mantequilla hasta que esté completamente incorporada. Transfiera a un tazón, cubra con una envoltura de plástico y refrigere hasta que esté frío, al menos 6 horas.

PARA EL GLAZE DE CHOCOLATE:

  • 2 onzas de chocolate amargo, picado
  • ¼ de taza de agua, dividida
  • 1½ tazas de azúcar en polvo
  • ¼ de taza de cacao en polvo sin azúcar

PASO 1:

En un tazón pequeño apto para microondas, derrita el chocolate negro y 2 cucharadas de agua, revolviendo hasta que quede suave.

PASO 2:

En un tazón grande, mezcle el azúcar en polvo, el cacao y el agua restante, junto con la mezcla de chocolate derretido. Mezclar hasta que la formación de hielo esté muy suave. Si la formación de hielo es extremadamente espesa, agregue algunas cucharaditas adicionales de agua. Debe tener una consistencia espesa y almibarada.

MONTAJE

Poner crema pastelera de vainilla en una manga pastelera provista de una pequeña punta de estrella. Pipetear directamente en éclairs usando la punta para hacer agujeros en la base de la masa (método de inyección). Alternativamente, para abrir los canutillos como panes para perros calientes y colocar la crema en la cavidad resultante (método de corte).

Sumerja la parte superior de los canutillos en el glaseado de chocolate caliente, permitiendo que el exceso gotee o elimine el exceso. Si el glaseado es demasiado espeso, caliéntelo en el microondas durante unos segundos y revuelva para diluir a medida que avanza.

Sirva inmediatamente o refrigere por un período corto antes de servir.

Artículos relacionados

Botón volver al principio
Cerca
Cerca